Reflexión Día 19 de Mayo. Cada Día Un Nuevo Comienzo. Karen Kasey. Solo Por Hoy. Coda.

         Plegaria Solo por Hoy            

"Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las que sí puedo y Sabiduría para distinguir la diferencia."
Así Sea. Así Sea. Así Sea.



Cada día trae una promesa, y el itinerario de la vida comienza de nuevo. Aligeramos las cargas, incrementando la alegría con la delicada ternura, el amor y el consejo sabio de otras mujeres. Ellas transitaron el mismo camino largo y sinuoso que el nuestro. Comparten sus dificultades y fortalezas únicas de la mujeres; en especial, las que buscamos apoyo y crecimiento espiritual para nuestra sanación. El amor es poderoso y sana todas dificultades y las heridas. Meditaciones Solo por Hoy. Literatura Codependientes Anónimos.

Si sufrimos enfermedad, pobreza o desgracia, pensamos que cuando termine seremos felices. Pero también sabemos que no será así, porque pronto nos acostumbramos a no sufrir, deseamos algo más.

Simona Weil.

Quizás sea propio de la naturaleza humana el no estar satisfecho nunca y el pensar constantemente qué sucedería si…. Sin embargo, cuanto más busquemos la felicidad en nuestro interior, mayor será nuestra aceptación de todas las cosas en todas las ocasiones.

Con frecuencia oímos que la felicidad está en nuestro interior. Pero ¿qué significa eso cuando quizás acabamos de perder el trabajo que nos mantenía a nosotras y a nuestros hijos? ¿O cuando el coche no quiere arrancar y tenemos poco dinero? ¿O cuando nos sentimos verdaderamente asustadas y no sabemos con quién hablar ni adonde ir? En esas ocasiones, decir que la felicidad está en tu interior parecen sólo palabras.

Sin embargo, no deja de ser cierto que, en cualquier situación, la felicidad se halla en nuestro interior, pero debemos saber cómo acceder a ella. Para viajar a nuestro interior, lo primero que necesitamos es decisión. Lo segundo es quietud y, finalmente, paciencia. Pero la paz vendrá a nosotros.

Cuando hayamos aprendido a recurrir a nuestra fuerza interna dejaremos de desear. Entonces, en lugar de sufrimiento, hallaremos serenidad.


"Hoy viajaré a mi interior cuando sienta el estruendo de la insatisfacción. Allí buscaré mi alegría y mi bienestar, y sabré que el  orden divino se ocupa de todo."




REDES SOCIALES
Click sobre la imagen 















Comentarios