Reflexión Día 23 de Marzo. Cada Día Un Nuevo Comienzo. Karen Kasey. Solo Por Hoy. Coda.

         Plegaria Solo por Hoy            

"Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las que sí puedo y Sabiduría para distinguir la diferencia."
Así Sea. Así Sea. Así Sea.



Cada día trae una promesa, y el itinerario de la vida comienza de nuevo. Aligeramos las cargas, incrementando la alegría con la delicada ternura, el amor y el consejo sabio de otras mujeres. Ellas transitaron el mismo camino largo y sinuoso que el nuestro. Comparten sus dificultades y fortalezas únicas de la mujeres; en especial, las que buscamos apoyo y crecimiento espiritual para nuestra sanación. El amor es poderoso y sana todas dificultades y las heridas. Meditaciones Solo por Hoy. Literatura Codependientes Anónimos.


En ocasiones me doy cuenta de que es mejor hacer un alto, rezar la oración de la serenidad y reafirmar mi fe, que continuar con lo que estoy haciendo.

S.H.

El dolor del cambio es una realidad. Pero también lo es el dolor de no cambiar cuando lo que se necesita es hacerlo. A pesar de nuestros deseos, cambiar a los demás nunca será posible, mientras que para cambiarnos a nosotras mismas sólo debemos decidirnos. Esto es algo que siempre está a nuestro alcance.

Analicemos la situación. ¿Cuál de nuestras acciones presentes hace que nos sintamos avergonzados, furiosos o asustadas? Podemos deshacernos de esa conducta y elegir responsablemente un nuevo camino. Si necesitamos, podemos pedirla. El tercer Paso nos asegura que nuestra vidas están bajo el cuidado de Dios y que nuestras necesidades siempre son atendidas, no nuestros caprichos, pero si nuestras verdaderas necesidades.

Hoy como en el pasado, muchas de nuestras luchas tienen que ver con personas y situaciones y tratamos de controlar por la fuerza. ¡Que injustos son generalmente nuestros actos! Y tan impositiva es nuestra conducta, que siempre encontramos resistencia. La solución es siempre encontrarnos siempre aceptarlas cosas que no podemos cambiar y transformar gustosamente aquellas que sí podemos. Nuestras luchas personales terminarán cuando nos comprometamos plenamente con la Oración de la serenidad.


"El día de hoy me esforzaré en reconocer la diferencia”




REDES SOCIALES
Click sobre la imagen 















Comentarios