Reflexión Día 10 de Abril. Cada Día Un Nuevo Comienzo. Karen Kasey. Solo Por Hoy. Coda.

         Plegaria Solo por Hoy            

"Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las que sí puedo y Sabiduría para distinguir la diferencia."
Así Sea. Así Sea. Así Sea.



Cada día trae una promesa, y el itinerario de la vida comienza de nuevo. Aligeramos las cargas, incrementando la alegría con la delicada ternura, el amor y el consejo sabio de otras mujeres. Ellas transitaron el mismo camino largo y sinuoso que el nuestro. Comparten sus dificultades y fortalezas únicas de la mujeres; en especial, las que buscamos apoyo y crecimiento espiritual para nuestra sanación. El amor es poderoso y sana todas dificultades y las heridas. Meditaciones Solo por Hoy. Literatura Codependientes Anónimos.


Si bien no puedo resolver tus problemas, estaré a tu lado siempre que me necesites.

Sandra K. Lamberson.

A todas se nos ha concedido la capacidad de ofrecer una atención plena y desinteresada a las personas que buscan nuestro consejo. Y es raro que pase un solo día sin que tengamos la oportunidad de escuchar, de enriquecer y de ofrecer esperanza a quienes la han perdido.

Estamos unidas mutuamente. Esa interdependencia es nuestra bendición; sin embargo, en nuestras encrucijadas más importantes tendemos a ignorarla. Reflexionamos en un momento de soledad. A nuestro alrededor hay otras personas que también sufren en silencio. Los Pasos que guían nuestra vida nos impulsan precisamente a romper ese silencio. Los secretos que guardamos nos distancian del bienestar que merecemos.

Cada vez que compartimos nuestras experiencias cada vez que brindamos nuestros oídos a los demás, nuestro bienestar emocional se perfecciona. Para extraer todo el beneficio del sufrimiento que ya hemos dejado atrás es necesario que participemos ahora en el sufrimiento y en el dolor de otras personas. El dolor tiene un propósito en nuestra vida, y también en la de nuestros amigos. Es nuestra conexión mutua, es el puente que cierra la brecha.

El dolor nos aterroriza, detestamos el sufrimiento de nuestros seres queridos. Pero todos ganamos cuando aceptamos nuestras penas como una invitación para crecer y para estar más cerca de los demás.


"Los secretos nos mantienen enfermos. Escucharé, compartiré y me sentiré bien."




REDES SOCIALES
Click sobre la imagen 















Comentarios