Reflexión Día 5 de Junio. Cada Día Un Nuevo Comienzo. Karen Kasey. Solo Por Hoy. Coda.

         Plegaria Solo por Hoy

"Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las que sí puedo y Sabiduría para distinguir la diferencia."

Así Sea. Así Sea. Así Sea.


Cada día trae una promesa, y el itinerario de la vida comienza de nuevo. Aligeramos las cargas, incrementando la alegría con la delicada ternura, el amor y el consejo sabio de otras mujeres. Ellas transitaron el mismo camino largo y sinuoso que el nuestro. Comparten sus dificultades y fortalezas únicas de la mujeres; en especial, las que buscamos apoyo y crecimiento espiritual para nuestra sanación. El amor es poderoso y sana todas dificultades y las heridas. Meditaciones Solo por Hoy. Literatura Codependientes Anónimos.


El nivel de ansiedad que siento cuando una mujer atractiva entra en la oficina es la clave que me indica lo cerca que estoy de Dios en ese momento.

Anónimo.

Nuestra seguridad estriba, ahora y siempre, en nuestra relación con Dios. Cuando estamos unidas espiritualmente adquirimos confianza y seguridad en nosotras mismas, y no dudamos de nuestro valor para quienes nos rodean. Tener una amistad activa con nuestro Dios nos mantiene siempre conscientes de que, en todo momento, se nos dará aquello que es bueno para nosotras, sin importar lo que sea, y de que cada una de las personas que forman parte de nuestra vida también transita por un camino ordenado por la Divinidad, que las lleva a algún lugar especial para su crecimient

Es un hecho lamentable, pero cierto, que muchas de nosotras hemos tenido experiencias dolorosas con otras mujeres en las primeras etapas de nuestra vida. Quizás perdimos a algún amor o a nuestro esposo a manos de una mujer que conocíamos, por ello nos es difícil creer que los que sea bueno para nosotras vendrá a nuestro encuentro y que nunca tenemos porqué temer a otra mujer

El programa nos ofrece diariamente la oportunidad de saber que somos valiosas. Y lo que es más importante: nos promete seguridad y serenidad si invitamos cada día a nuestro poder superior a hacernos compañía. No tenemos porqué temer la presencia de nadie ni temer a ninguna situación nueva. Con Dios a nuestro lado, todo irá bien. ¡Y así lo sentiremos


"Hoy me haré amiga de Dios y disfrutaré el gozo de vivir.!"

Comentarios