Cuida tu mente, cuerpo y alma

Menu

El Lenguaje Inconsciente Biológico. Biodescodificación.

Quizás estés buscando entre las ramas, aquello que sólo aparece en las raíces. La herencia de nuestros ancestros. Sin raíces no hay alas. Prestar atención y sentir el lenguaje biológico de la persona es lo más importante en una consulta de biodescodificación.

La herencia de nuestros ancestros

Hoy compartimos Este es un tema muy interesante, que la gran mayoría de personas desconocen: el lenguaje inconsciente biológico.

Gran parte de nuestros miedos, comportamientos, carácter, apegos, sueños, etc., tienen como base programas subconscientes, herencias subconscientes.

Intencionalmente y de manera racional, todos los seres humanos tenemos un plan de vida, metas hasta cierto punto específicas.

Ideales y metas pero conforme transcurre la vida, nos vamos enfrentando a situaciones que ni siquiera nosotros mismos comprendemos. Obstáculos, problemas, reacciones que surgieron de la nada.

Y es que los seres humanos no funcionamos en base a nuestro razonamiento frontal, no, jamás.

Todos los seres humanos funcionamos en base a nuestro subconsciente y dicho subconsciente, obedece, se rige, está supeditado, por 9 tipos de lenguaje. 

Es decir, el subconsciente puede comprender “órdenes” que se le otorguen con estos tipos de lenguaje.

1. LENGUAJE REAL

Este lenguaje es aquel que surge como consecuencia de un razonamiento, una lógica, una observación, una atención. Es aquel que tiene lugar en la realidad.

Al estudiar el componente real, comprenderemos los elementos de nuestro puzzle inconsciente. 

El lenguaje real es aquel que percibimos concretamente con nuestros 5 sentidos y sin muchas distorsiones.

 Se basa en los hechos:

– Qué, Cómo, Cuándo, Quién, Dónde, etc.

Este tipo de lenguaje me permite expresar mi molestia, la razón coherente que yo encuentro a mi molestia y el grado de intensidad de mi molestia, siempre dentro del marco racional.

2. LENGUAJE BIOLÓGICO

El lenguaje biológico es aquel que utilizamos para referirnos a nuestro propio cuerpo o funcionamiento del mismo.

Es un lenguaje con el que nosotros mismos analizamos lo que ocurre en nuestro funcionamiento diario y es en muchas ocasiones un tanto vago: siento como que me quiere doler la cabeza, siento un dolor por aquí, algo ocurre en mi estómago.

Pocas veces es concreto o específico, pero siempre es algo medible: me duele mucho el brazo, me duele un poco la cabeza.

Aquí más que un entendimiento racional, es una emoción funcional: ya no camino igual, creo que ya no puedo hacer esto con el brazo o la pierna.

3. LENGUAJE IRRACIONAL

El lenguaje irracional es aquel que sólo tiene sentido para la persona que sufre de una molestia, de un recuerdo doloroso, de un bloqueo emocional.

Es aquel que sólo es entendible por la persona que sufre. No hay lógica ni se tiene una coherencia precisa porque se basa en la experiencia del sujeto en cuestión, es inconsciente.

La persona dice por ejemplo: “Sólo sé que mi vida está destruída”.

No hay lógica, no hay una vivencia precisa pero expresa su molestia creyendo que los demás lo comprenderán o lo solucionarán.

No hay razonamiento o capacidad para expresar a detalle, sólo hay emoción y sensación.

El lenguaje irracional busca soluciones pero se basa en justificaciones que evitan las referencias precisas para lograr una “ayuda”.

Trabajar con personas que usan el lenguaje irracional es todo un reto para llegar al conflicto real y preciso ocurrido.

4. LENGUAJE SIMBÓLICO

El lenguaje simbólico es muy parecido al lenguaje irracional, con la única ventaja de que los simbolismos son, están y permanecen en el inconsciente colectivo, mientras que el lenguaje irracional es particular.

En Biodescodificación, los simbolismos tienen un gran peso, puesto que una gran mayoría de significados simbólicos están implicados en nuestras acciones y reacciones y por tanto, en la biología misma.

La cultura, la nacionalidad, las creencias, todo está plagado de simbolismos y es gracias a esos simbolismos que se llega a soluciones.

5. LENGUAJE SEMÁNTICO

El lenguaje semántico es la forma de las palabras, el sonido de las palabras.

Es la palabra con significado propio, dentro de otra palabra tal vez con significado diferente. Obedece sin duda a una cultura específica o a un medio social específico.

Son “palabras con doble sentido” para ser concretos y es nuestro cerebro, educación, cultura, creencias, modos y maneras lo que da significado.

“Cuando estoy en clases, el profesor me confunde con sus explicaciones”.

“Cómete un marrón”.

En España, ésta frase se interpretaría como “comerte una mierda”, mientras que para otra nación o cultura, marrón sea tan sólo un color y no signifique nada.

Y es justo éste lenguaje semántico el que muchas personas con molestias, enfermedades o padecimientos, utiliza para describir su estado anímico, sus emociones ocultas y hay que estar atentos a ello.

“Mi marido me puso los cuernos” (me traicionó con otra mujer), “Me casé con un bulto”(mi marido es una carga para mí).

De igual manera y todavía dentro del lenguaje semántico, tenemos los aparentes “errores” al pronunciar una palabra, la combinación errónea de sílabas, la conjunción de palabras, mismos que tan sólo representan al subconsciente hablando:

¿Ya revisaste el Candelario? En lugar de decir calendario.

Comí un Sushi delicioso “conalgas”  ¿En qué está pensando ésta persona para hacer o decir esa frase así?

Lo siento amigos vengo “de morado”.  ¿Por qué llega tarde y haciendo esa broma?

Parecerían frases sin importancia, pero en Biodescodificación, donde se trata de analizar un inconsciente biológico, estas piezas son claves tal vez muy importantes y hay que prestar atención.

6. LENGUAJE VIRTUAL

El lenguaje virtual es toda aquella información que nos llega a través de los medios de comunicación y electrónicos y que claro, se convierten en “tendencia” narrativa, en cultura colectiva, en regla, en norma.

El problema es que nos hace perder la capacidad de expresarnos correctamente e incluso nos hace olvidar las bases certeras de los significados del lenguaje.

Y esto va más allá de la moda del “ola k ase”, que hasta hace un par de años, se convirtió en parte de la comunicación universal entre los jóvenes.

Una persona que de pronto llena su cabeza e intelecto de palabras adquiridas en los medios, por moda, por actualidad, tan sólo dificulta que exprese correctamente sus emociones y por ello, se demore la solución a sus problemas.

Es tanta la información con la que a diario nos bombardean los medios, que incluso una persona sana y centrada, puede caer en la tentación de estar viviendo en su casa con un “arconte” (porque últimamente ha escuchado esa palabra un millón de veces).

O padece ataques de pánico porque Nibiru se acerca y viene el apocalipsis zombie…porque lo ve y escucha en todas partes.

Éste tipo de lenguaje está afectado por los medios e incluso, influye fuertemente en la salud física y mental de las personas.

Si anuncios publicitarios, noticieros, videos en Youtube, películas, me repiten una y otra vez que una bolita en el seño es un cáncer y moriré, seguramente moriré, porque lo vi y escuché en “todos lados”, no hay salida.

Una cosa es estar enterado de noticias y descubrimientos y otra es nuestra capacidad para saber “qué” de todo eso que nos bombardea desde los medios, es real.

Eso se consigue investigando, preguntando, leyendo, razonando.

7. LENGUAJE CORPORAL

El lenguaje corporal es aquel con el que nuestro cuerpo expresa nuestras verdaderas emociones, miedos o sensaciones.

Hay que poner mucha atención al lenguaje corporal de las personas en consulta. Si cruza los brazos, si se encoge en la silla o si se extiende sobre la mesa. La mirada, sus pies cruzados o su sudoración.

Además, el lenguaje corporal incluye nuestra complexión física y las palabras que la persona utiliza para describir cómo se siente:

“Continuamente tengo un entripado”. Utiliza la sensación en el estómago o los intestinos para expresar su enojo, su molestia, pero no habla usando las palabras correctas, utiliza partes de su cuerpo para explicarse.

Todo esto es información útil para llegar a la solución del conflicto o conflictos de la persona. 

8. LENGUAJE NUMÉRICO

Este lenguaje es uno de los preferidos de nuestro inconsciente biológico, y nos mete en cada problema digno de cualquier detective profesional.

Los números son parte importante de los conflictos de salud en las personas y apenas damos crédito a su existencia.

Fechas de nacimiento, Fechas de muerte, Fechas de casamiento, Fechas de divorcios, Edad de mi madre o de mi padre, kilos de sobrepeso, aniversario de bodas de la abuela, la edad que teníamos al ser abusados de adolescentes o niños, la edad de mi madre al parirme, los meses de embarazo cuando mi padre se fue, el peso de mi hermanito atropellado.

Número, números, números…

Y por si fuera poco, al inconsciente biológico le gusta todavía algo más: invertir los números.

Por lo tanto, yo puedo tener 23 kilos de sobrepeso, tan sólo porque mi mamá me tuvo a sus 32 años y ella no quería un bebé. Ni modo, nací yo.

Los números nos hacen afines u opuestos a otros miembros de la familia. Nos obligan a repetir historias en fechas o edades específicas, nos obligan a reparar errores cometidos por otros en el árbol genealógico con nuestros mismos cumpleaños o edades.

9. LENGUAJE TRANSGENERACIONAL

Este tipo de lenguaje es aquel que usamos en función de nuestra propia familia o árbol genealógico, clan.

Es esa forma de hablar y expresarnos que permite al biodescodificador saber si eres la nenita consentida de papá o la mujer independiente y autosuficiente.

Son las palabras y gestos cargadas de desvalorización que viviste y vives en casa con tus padres y familia.

Es la inseguridad con la que te educaron, los miedos que te programaron, las palabras que escuchaste de tu mamá o la agresividad del abuelo para con la abuela.

Es la carga emocional más evidente de todo lo que traes arrastrando de la familia.

Y eso así como en cualquier consulta de Biodescodificación, si bien es “algo importante” escuchar al cliente, se trata de leer a la persona completa. Poner atención a las “pistas”, “sentir”.

Te puede interesar leer este artículo sobre las lealtades tóxicas ancestrales

El Lenguaje Inconsciente Biológico. Biodescodificación.

Quizás estés buscando entre las ramas, aquello que sólo aparece en las raíces. La herencia de nuestros ancestros. Sin raíces no hay alas. Prestar atención y sentir el lenguaje biológico de la persona es lo más importante en una consulta de biodescodificación.

5 (100%) 2 votes
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Quizás te interese

El Poder de la Palabra. Pensamientos e Intenciones... Podemos expresarlo desde un punto de vista no religioso ni espiritual, sino observando los experimentos del Dr. Masaru Emoto, quien ha capado en fotog...
Reflexiones Diarias 17 de Julio. El Lenguaje del A... Codependencias y Adicciones a las Relaciones. Plegaria Solo por Hoy. Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor ...
Reflexiones Diarias 3 de Julio. El Lenguaje del Ad... Codependencias y Adicciones a las Relaciones. Plegaria Solo por Hoy. Dios Concédeme la Serenidad para Aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor ...
Solo Por Hoy